Nos enderezamos y…volamos

Caminando por las calles de  los barrios de Santo Domingo en los años 60 y bien entrado los 70, podíamos escuchar con frecuencia algo así como, Ansiedad, de tenerte en mis brazos/musitando… palabras de amor. / Ansiedad, de tener tus encantos / y en la boca, volverte a besar. O  “Mujer si puedes tú con Dios hablar, /pregúntale si yo alguna vez / te he dejado de adorar” también “Aquellos ojos verdes / de miradas serenas…” y un sin número más de bellísimas canciones en la voz de Nathaniel Adams Coles conocido en casi toda Latinoamérica y el mundo como Nat “King” Cole.

Nat era pianista de Jazz y se le consideraba muy bueno, aprendió de su madre quien era encargada de tocar el órgano en la Iglesia Bautista en Chicago donde su padre era ministro.

Tocó tanto jazz como góspel y música clásica. Su carrera artística se inició oficialmente a mediado del 30 y en el 1936 realizó su primera grabación.

En principio sus actuaciones se limitaron solo a clubes nocturnos en la ciudad de Chicago donde logró un relativo éxito como banda local. En uno de estos locales obtuvo, el sobrenombre de “King” (rey).

Nat actuó en diferentes estados de la unión americana, participó en diversos programas de radio y apareció en los primeros años en los espectáculos itinerantes de jazz creado por el productor discográfico Norman Granz y que se desarrollaron a todo lo largo de las décadas de los cuarenta, cincuenta y sesenta llamado Jazz At The Philharmonic.

Sin embargo, no fue hasta 1940 cuando “El rey” pudo llegar hasta el gran público con la canción “Sweet Lorraine”, pero su primer éxito como cantante lo obtuvo con “Straighten Up and Fly Right”, basada en una leyenda afroamericana que su padre había utilizado como tema para sus sermones. Se considera que esta canción es la predecesora de las primeras grabaciones de rock and roll. En 1950 alcanzó el record de ventas con la canción Monalisa.

Su popularidad  mundial se extendió cuando en 1958 sorpresivamente grabó algunas de sus canciones en el idioma castellano, algo muy poco común, si consideramos que era un artista proveniente del Jazz, pero quizás lo más curioso es que Nat King Cole no sabía el idioma español, y según algunos, carecía de habilidades para aprender idiomas por lo que se hacía ayudar de personas con  dominio de la lengua hispanoparlante para poder aprender las canciones frase por frase. En 1959 grabó un larga duración en español y portugués titulado “A mis amigos” y su última grabación en castellano fue en 1962 llamada “Más Cole en Español”.

En 1965 Nat King Cole dejaba el mundo de los mortales. Un cáncer en los pulmones producido por su larga trayectoria como fumador empedernido había acabado con su vida.

3 pensamientos en “Nos enderezamos y…volamos

  1. Que maravilla de canciones nos dejó este hombre. ,e ha llamado mucho la atención lo que comentas sobre que le costaba el español, menudo merito.

    Me alegra ver que hayas actualizado tu blog.

    Un abrazo.

  2. Pues lo primero es la salud y tu. Espero que estés mejor y te deseo que te recuperes bien y pronto.

    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s