Cuando se muere en brazos de la patria agradecida

Ayer domingo 21 de noviembre de 2010, bajo una pertinaz llovizna, bajábamos al sepulcro los despojos de Don Freddy Reinaldo Beras Goico.

Freddy oriundo de Santa Cruz del Seibo, provincia situada al este de la isla. Que limita al este con la provincia de La Altagracia, al sur con las provincias La Romana y San Pedro de Macorís. Y al oeste con la provincia Hato Mayor, y bordeada al norte por el Océano Atlántico. Pues allí en la hidalga villa de Hicayagua, cacicazgo del valiente cacique Higuey. Nació el 21 de noviembre de 1940 este gran hombre al que todos queríamos y al que todo de una manera u otra, algo le debíamos.

Escritor, poeta, presentador de televisión, productor, comediante, locutor y un gran filántropo. Su filantropía lo convirtió en un hombre muy querido en el país, ayudando a personas necesitadas apoyándose en su gran poder de convocatoria.

Freddy fue creador de varios programas de televisión “Nosotros a las ochos”,” El Gordo de la semana”, con “Freddy y Milagros”,” Freddy y Punto” entre otros. No había actividad artística o benéfica en la que el no estuviera involucrado. Era una de las personalidades más influyentes en la República Dominicana, denunciando los males sociales de nuestro país.

En la segunda mitad la década de 1950, tuvo que huir junto a su familia de la República Dominicana por la persecución y atropello del régimen dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo y se asentaron en Barranquilla, Colombia, donde pasó varios años, regresando al país después del ajusticiamiento de Trujillo e inmediatamente se vinculó a la revolución de abril de 1965, siendo apresado y torturado en varias ocasiones.

En 2007, fue diagnosticado de cáncer en el colédoco, que le afectó 4 ganglios, y más tarde, en 2008 pasaría al páncreas. Desde entonces, Freddy comenzó una lucha incesante pasando gran parte del tiempo yendo y viniendo desde Santo Domingo y hacia el Massachusetts General Hospital en Boston, Estados Unidos, donde se sometía a tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Este 2 de noviembre de 2010 fue llevado de urgencia al Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (CEDIMAT) debido a una hipoglicemia acompañada de dolores estomacales. Dos días más tarde, el 4 del mismo mes fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Mount Sinaí Hospital en Nueva York, donde finalmente falleció el 18 del mismo mes. Beras-Goico fue enterrado ayer, el mismo día que hubiera cumplido 70 años.

2 pensamientos en “Cuando se muere en brazos de la patria agradecida

  1. Todo lo contrario, sabía que iba a morir, tomó su propia muerte con mucho humor, llegando a decir que se le recordara con una simple carcajada; murió tranquilo, en paz consigo mismo y hoy descanza en los brazos de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s