La maldición del Porsche

La muerte de James Dean parece estar bastante clara: imprudencia y exceso de velocidad de otro conductor… Sin embargo lo que está rodeado de misterio no es su muerte, sino el Porsche Spyder 550 que conducía.

Es la llamada “maldición del Porsche”. Según esta teoría, el Porsche de Dean estaba maldito y todos los que entraban en contacto con él eran víctimas de la maldición, desde la persona que llevó en su camión los restos del automóvil siniestrado -murió aplastado por el Porsche – hasta aquellos que compraron parte de sus piezas.

Su motor pasó de dueño en dueño, matándose estos en los vehículos en los que se instalaba dicho motor en accidentes de tráfico al usarlo por primera vez, el que se hizo con las ruedas tuvo otro accidente pero pudo contarlo, el que intentó robar parte del coche perdió un brazo en el intento, y el garaje donde estaba guardado sufrió un incendio que carbonizó todos los coches… excepto el Little Bastard de James Dean.

Después se reconstruyó el modelo original de dicho Porsche para una exposición en 1960, pero durante el traslado desapareció y nunca más se ha vuelto a saber nada de “El pequeño bastardo” nada.

MSN

Anuncios

2 pensamientos en “La maldición del Porsche

  1. Seguro que algún mito-maníaco lo tiene impoluto aparcadoen su garaje. Yo no lo conduciría nunca por si acaso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s