Trujillo: Un hombre rencoroso

Cuenta el Dr. Hans Paul  Wiese Delgado en su libro (pag 238) “Trujillo Amado por muchos, odiados por otros, temido por todos”

Que una tarde de 1959, en las oficinas principales de la poderosa empresa Azucarera Haina, C. x A., de la cual el Dr. Hans Paul era a la sazón su administrador general, se presentó ante él el gerente de compras locales, Sr. Frank Vásquez, y le comunicó que un tió suyo, llamado Miguel Vásquez, estaba en la antesala y él quería que el Dr. Hans le hiciera el favor de recibirlo y atenderlo.

Aquel era un ancianito muy delgado, con un ojo completamente ciego y el otro a punto de estarlo, según el Dr. Hans pudo comprobar. Don Miguel le explicó que el era residente de “La Mula” y que deseaba que le arreglara una entrevista con el “Jefe”, a quien quería tratarle algo muy importante

Cuenta el Dr. Hans que le dijo al ancianito que esperara afuera, en la sala de espera del segundo piso y que estuviera atento a cuando el ascensor privado se abriera, pues de seguro era el Generalísimo que llegaba. Dicho ascensor sólo era utilizado por el Generalísimo Trujillo, por Don Tirso E. Rivera J., encargado de la Oficina Particular del “Jefe” y por el Dr. Hans. Trujillo acostumbraba a llegar acompañado, ya fuera del Coronel Guarionex Estrella, o más adelante, del Coronel Miguel F. Rodríguez Reyes, ambos sucesivamente jefes del Cuerpo de Ayudantes Militares suyos entre los años 58 al 60.

Siendo cerca de las cinco de la tarde, se apersonó intempestivamente en las oficinas del Dr. Wiese el Generalísimo, quien en tono malhumorado le preguntó: “¿Qué busca aquí Miguel Vásquez de “la Mula”?”. Acto seguido el Dr. Wiese le contestó que ese viejito quería que él le concediera una entrevista para tratarle asuntos de interés. Interrumpiendo con palabras cortantes: “Eses señor yo tenemos un pleito casado desde hace más de treinta años. Resulta que cuando yo era Teniente en el Seybo, a mi me interesaban unos  “terrenitos” que ese señor tenía en “La Mula”. Yo se lo quería comprar al precio que por los alrededores vendían la tierra, pero él  quería vendérmelo a precio elevadísimo, como si se tratara de terreno de la calle El Conde. Nunca pudimos ponernos de acuerdo, por lo que un día, ya incómodo, le dije: “No se apure, Don Miguel, que algún día, cuando yo sea Presidente de la República, Ud. Querrá vendérmelos a como yo quiera pagárselo”.

Trujillo, entonces le contó de cómo Don Miguel Vásquez, incómodo, también, le dijo: “Mire Teniente, cuando usted sea Presidente de la República, yo seré el Santo Padre de la Iglesia de Roma”. Ante la repuesta tajante e insultante de Don Miguel –le contó Trujillo-, se fueron de palabras y se ofendieron mutuamente, y le dijo el “Jefe” que hasta el sol de ese día no se habían vuelto a ver frente a frente.

Trujillo, ya un poco más calmado, le dijo al Dr. Lo siguiente: “Pero ya Ud. Ve. Yo soy más que el presidente de la República, pues soy el jefe único y máximo del país y Don Miguel no es ni “monaguillo de la capilla de “La Mula”. Ahora Dr. Wiese, vaya a la sala de espera y dígaselo asimismo a Don Miguel!”.

El Dr. Wiese salió de su despacho, fue a la sala de espera, llamó aparte a Don Miguel. Y le dijo que el “Jefe” estaba de muy mal genio y que no iba a conceder audiencia a nadie.

Este comprendió algo serio pasaba y marchándose entristecido, dijo: “¡”Diache”, …ese hombre si es rencoroso… Ese hombre si es difícil, pues lo que pasó entre nosotros fue hace más de treinta años, y todavía no me ha perdonado que le dijera que cuando el fuera Presidente yo sería Papa en Roma…!”

Así era Trujillo, nada fácil… Un hombre sumamente rencoroso, que nunca perdonaba a aquél que le hubiera ofendido en algún momento a lo largo de su vida.

Fotos: Robert W Kelley (estatua) /Hank Walker/ (LIFE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s