Los condenados a muerte

Hoguera

Antaño, en Inglaterra, los condenados a muerte podían vender sus cadáveres a médicos u hospitales, para que pudieran hacer estudios sobre los mismos.

En cierta ocasión…un reo obtuvo de un cirujano la cantidad de dos guineas por su persona.

Cuando hubo recibido el dinero… el condenado se puso a reír de una manera desenfrenada. El cirujano le preguntó la razón de su alegría y el reo contestóle:

—Me rio porque me ha comprado suponiendo que me van a ahorcar, pero te engañé, por que he sido condenado a morir en la hoguera.  ¡Uf!

Anuncios

2 pensamientos en “Los condenados a muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s