Cástor Vispo (La Tremenda Corte)

Leopoldo Fernández (tres patines) y Anibal Del Mar (el tremendo juez)

Leopoldo Fernández (tres patines) y Aníbal de Mar (el tremendo juez)

Cástor Vispo, era oriundo de  la Coruña, España. Dejó su lar nativo a la edad de 18 años, para reunirse con sus familiares que ya se encontraban en la isla de cuba.

Vispo aprendió y comprendió las esencias de la cultura popular cubana de aquellos tiempos, se  identificó con la idiosincrasia, dichos y modismos del pícaro cubano y supo como volcarlas paulatinamente a través de personajes.

En sus inicios trabajó en la administración del periódico “El Universal”, en las oficinas de un almacén y en los tiempos libres, escribía.

Su historia se vincula también desde las primeras décadas del siglo XX, con la prensa escrita,  la caricatura, el teatro y la radio cubanas, aunque para muchos fue solo el guionista radial.

Al surgir el semanario “La Semana” Vispo envió al mismo unos versos que no se publicaron pero que le valieron su ingreso en la redacción y más tarde sus creaciones eran leídas en toda Cuba. En dicha publicación creó el inolvidable personaje denominado “El Barón del calzoncillo encantado” que más adelante adaptó (1948-1949) para RHC Cadena Azul.

En 1937, tras el boom mediático de “Las Aventuras de Chan Li Po” en CMK, Radiodifusión O’Shea, Cástor Vispo, estrenó en la misma emisora la serie humorística “Rudersindo Rodríguez, Rudy Rod” con el apelativo del detective gallego de Santa Marta de Ortigueira, que curiosamente fue interpretado igualmente por Aníbal de Mar, -Chan Li Po-   y después en Abril de 1940, le tocó el turno a “Pepe el Cortao”; sendas parodias de la referida obra de Caignet y de las ya famosas aventuras de “Pepe Cortés” de Aramís del Real.

El 29 de agosto de 1938, Vispo deviene como  co-fundador del Semanario humorístico “Zigzag”

Para 1941, gestó “La Tremenda Corte”, su éxito definitivo en el ámbito radial y su ingreso a las tablas, escenario donde simultaneó diversos éxitos mediáticos. Esta obra con múltiples réplicas a través del tiempo en la Radio cubana, ha circulado también por variados espacios culturales  en América Latina.

En 1944, se estrenó en el cine Fausto de Ciudad Habana, el filme “Hitler soy yo”, considerado como uno de los mejores filmes hechos hasta entonces y  que contó con el guión de Vispo.

En 1948, entre otros espectáculos humorísticos para RHC Cadena Azul, Vispo creó: “Tiburcio Santamaría: El vigilante poeta de la 9na. Estación de Policía”, y posteriormente “La verdad desnuda”.

Se dijo que Vispo sudaba la gota gorda escribiendo cada uno de sus insuperables guiones radiales de “la Tremenda Corte”.

Y no podía ser de otra manera. Para llenar un libreto radial de media hora hay que escribir muchas cuartillas,  y “La Tremenda Corte” estuvo en el aire sin interrupción desde 1942 a 1961, primero en RHC Cadena Azul y más tarde en CMQ, y su creador y único escritor fue Castor Vispo.

Crédito /Satellite-AudioVideo / Primicias

Anuncios

4 pensamientos en “Cástor Vispo (La Tremenda Corte)

  1. eso es una gran comedia todos los dias suelo escucharla en la radio de mi pais. hoy todavia es las comedia mas popular!!!
    buenisimo post. saludos me encanta tublog!!!

  2. Estupendo autor, ingenioso y divertido. Aunque su trabajo sobre “La tremenda corte” goza de un amplio reconocimiento, casi nada se sabe de él.

  3. la tremenda corte es el mejor programa humoristico de todos los medios publicos de comunicacion.

    el santo grial de la comedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s