Una más de Salvador Dalí

salvadordali

Cuentan que en una ocasión, el pintor Salvador Dalí, visitó una casa de salud para enfermos mentales (entiéndase manicomio).

El director del centro que halagado por la visita de tan distinguido personaje decidió mostrarle personalmente algunos de los locos.

–Éste se cree que es Napoleón Bonaparte.

–Poco interesante.

En otra celda, un poco más adelante, le señalaba:

–Éste dice que es el Padre Eterno.

–Poco interesante.

Y así, uno tras otro, ninguno interesaba. Hasta que, al fin, al abrirse la puerta de una celda, vio un rostro descompuesto, con los ojos saltones y el cabello desordenado, y exclamó:

–¡Éste! ¡Éste! ¡Éste es un loco genial! Se le nota en seguida.

–Pero, señor Dalí, aquí no hay nadie. Observe que está usted ante el espejo de un armario.

Anuncios

2 pensamientos en “Una más de Salvador Dalí

  1. Que gran personaje Dalí (aunque ojo! creo que poca gente que lo conociese le aguantaría).

    Me ha gustado mucho esta historia, he intento aportar algo con una cita suya:

    Es fácil reconocer si el hombre tiene gusto: la alfombra debe combinar con las cejas.
    Salvador Dalí

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s