Descaradas manipulaciones fotográficas

Tan fácil es engañarse a si mismo, sin darse cuenta, como difícil es engañar a los demás sin que lo descubran-.La Rouchefoucauld

Franco y Hitler en Hendaya. En la imagen superior: Franco con los ojos cerrados. En la inferior (manipulada) con ellos abiertos.

Hay muchas teorías circulando por la red sobre la fotografía más famosa de Robert Capa, El miliciano, y muchas ponen en duda que la fotografía fuera real. En teoría, se trata de un militar alcanzado con una bala durante la Guerra Civil española, en 1936.

El líder chino Mao no tenía escrúpulos para eliminar de las fotos a sus anitiguos amigos caídos en desgracia, como hizo en esta fotografía con su ex aliado Po Ku.

Dos relojes para una sola persona pueden ser un signo muy poco proletario y más bien de pillaje. Es lo que debieron pensar los mandatarios soviéticos que ordenaron suprimir uno de ellos de esta imagen del tejado del Reichstag, en Alemania.

El mandato de Stalin en la URSS fue una época de esplendor en cuanto a la manipulación de fotografías se trata. La desaparición de líderes de otra época motivó que muchas fotografías cambiaran de aspecto. Esta es una de las más conocidas. En la de arriba, Lenin junto al dirigente bolchevique Trotsky. En la de abajo, sin él.

Esta es la portada del diario El País del 28 de mayo de 1999, en la que se muestra al dictador yugoslavo Slobodan Milosevic con el brazo derecho en alto, en una imagen que recuerda sobremanera al saludo fascista. En realidad, Milosevic tenía los dos brazos levantados. El periódico pidió disculpas a sus lectores por el uso de la imagen días después.

A veces, no es necesario retocar la imagen. Basta con que el modelo no sea real. En este caso el presidente Bush visitó a sus tropas en Irak y les ofreció este suculento pavo. Claro que poco podrían haber probado de él: era de plástico.

Los internautas, deseosos de demostrar la inutilidad de George W. Bush, difundieron tras los antentados del 11-S esta fotografía del presidente de EE UU sosteniendo un libro al revés. Otro trucaje fotográfico.

Un grupo terrorista desconocido reivindicó con esta foto en internet el secuestro en Irak de un soldado estadounidense. El Ejército se afanó en identificarlo hasta que un fabricante de juguetes anunció que el que aparecía en la imagen era uno de sus muñecos.

Como tantas imágenes falsas que circulan en internet, esta espectacular instantánea se realizó uniendo dos originales: en uno aparecía el helicóptero estadounidense durante unos entrenamientos en San Francisco, y en la otra, tomada en Sudáfrica, el tiburón. El montaje empezó a distribuirse en 2001.

Se desconoce si lo que perseguía el tiburón que aparece por la espalda de estos dos buceadores era pegarse un festín a su costa, o si simplemente deseaba aparecer en la foto. Lo que si se sabe es que la instantánea es un montaje.

National Geographic se ve obligada aún a desmentir la existencia de esqueletos gigantes en India. Un periódico del país asiático publicó la imagen diciendo que investigadores de la sociedad británica habían realizado el hallazgo.

Cuando el régimen chino se puso a publicitar el tren construido para unir Pekín con Tíbet arrecieron las críticas por las consecuencias medioambientales de esta infraestructura. La agencia oficial de noticias publicó esta idílica imagen como respuesta, pero los antílopes resultaron ser falsos.

El turista inoportuno. Es una de las imágenes falsas recientes que más difusión tuvo. Supuestamente muestra a un hombre que se fotografía en lo más alto del WTC justo antes de que uno de los aviones pilotados por terroristas impacte contra el edificio.

Otra de esas espectaculares fotos que llenan los buzones de correo electrónico de medio mundo. El gigantesco gato no pasó desapercibido hasta que el hombre que sostiene al animal admitió que se trataba de una imagen trucada.

La agencia iraní de noticias distribuyó en todo el mundo la fotografía de la derecha, que muestra una prueba de misiles realizada por el régimen de Teherán. Poco después se demostró que el número de proyectiles había sido multiplicado con retoque fotográfico.

La agencia de noticias Reuters se vio obligada a despedir a uno de sus fotógrafos durante la última guerra del Líbano, en verano de este año, por manipular varias imágenes (de un modo bastante torpe) de los bombardeos sobre Beirut. El autor se defendió explicando que tan sólo intentaba quitar algunas manchas de la fotografía.

Fue con motivo de una tarjeta de felicitación navideña. La Casa Real la distribuyó a los medios de comunicación sin advertir de que se trataba de un montaje fotográfico. Al día siguiente, Zarzuela admitió que se había recurrido a la manipulación de la fotografía, ante la imposibilidad de reunir a todos los nietos de los reyes.

20minutos

Primer Concurso de Blogs Dominicano • Listin Diario • Dame tu voto!!! En la categoría Temáticos • Vota por mi blog

Anuncios

Un pensamiento en “Descaradas manipulaciones fotográficas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s