Cosas añejas: Heinkel de 1958, para familias pequeñas

En verdad, que la industria automotriz ha cambiado considerablemente de 1958 a la fecha, por lo menos, en cuanto  a vehículos pequeños se refiere, porque se nota lo fastidioso que debió ser tener un carro tan incomodo como este. Lo sumamente difícil que resultaba salir de el  porque el manubrio no se desplazaba junto con la puerta. Eso, después de coger una pela manejándolo, aunque dicen que tenía suficiente espacio en la parte trasera como para dos niños.

El Heinkel, en principio de origen Alemán, luego lo comenzaron a fabricar los argentinos, algunos afirman, que con similar calidad que prácticamente no se diferenciaba mucho del original. Apenas pesa 243 kilos, posee tres ruedas y un motor trasero de un cilindro, es enfriado por aire. El motor de cuatro tiempo tiene un desplazamiento de 0.170 litro y, cuando se le cambia el aceite, solo se le pone un litro. En la prueba de economía desarrollaba 22 Km/litro.

 Vía / mimecanicapopular

Anuncios

2 pensamientos en “Cosas añejas: Heinkel de 1958, para familias pequeñas

  1. EL HEINKEL NO TENIA 3 RUEDAS COMO DICE LA NOTA. SIEMPRE TUVO 4 RUEDAS, LAS 2 TRASERAS JUNTAS.
    ATTE.
    MARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s